Inicio Noticias El amor propio es esencial para una vida plena. Soluciones para...

El amor propio es esencial para una vida plena. Soluciones para el día a día

155
0

Se vuelve difícil describir cómo hacer esto, tratar de dar sugerencias a las personas sobre cómo vivir una vida más plena, tener más confianza, tener más éxito o incluso sentir algo diferente de lo que sienten. . Entonces, ¿de qué se trata?

Valor personal

Para aprender a amarte a ti mismo, primero es necesario aceptar tu valor personal. Todos lo tenemos y representa lo que eres, desde el momento de la concepción, una fecha que nunca cambia: un ser sagrado que merece amar y ser amado, único, individual y dotado de muchos talentos.

Tu valor personal no te lo pueden quitar, siempre está presente, pero para muchas personas está escondido detrás de muros protectores. Ningún comportamiento puede hacerte más o menos como una persona.

Por eso es importante separar a la persona de la conducta, en el sentido de verla y comprenderla más allá de acciones concretas, a veces no deseadas. Todos somos mucho más que nuestros propios comportamientos.

Autoestima

Cuando una persona comienza a ver más allá de su propio comportamiento, entra en juego la autoestima, como protección ante la posibilidad de no ser amado y valorado por lo que es. La autoestima es una pantalla, un escudo que construyes alrededor del verdadero yo para sobrevivir en el sistema social al que perteneces o en ciertas relaciones.

Cuanto mayores sean las amenazas para expresar su valor personal, menor será su autoestima y más fuertes sus mecanismos de protección. La autoestima es la libertad con la que te atreves a revelarte a los demás. La autoestima tiene dos dimensiones centrales: el sentimiento de ser digno de amor y el sentimiento de poder.

La principal neurosis de la sociedad occidental es la adicción: la adicción al rendimiento (escolar, social, profesional o sexual), la adicción a ser valorado, amado, aceptado, elogiado y confirmado por los demás, y la adicción al éxito. ¿De dónde viene esta adicción? La respuesta está principalmente en el tipo de amor y cariño recibido por la familia al principio, y luego en la escuela. Condicional o incondicional.

Las relaciones que un niño tiene con los adultos importantes en su vida son el espejo del niño y determinan qué tipo de autoimagen se forma en su mente. Como los padres y otros adultos sirven como espejos de su infancia, si ha experimentado predominantemente experiencias de calidez física y emocional, confirmación, elogio, aliento, apoyo, ternura, juego y comprensión, ahora tiene un alto nivel de autoestima.

Si, por otro lado, a menudo ha experimentado una falta de afecto o cuidado sin calidez, ridículo, crítica, abuso físico, o ha estado expuesto a un silencio hostil y una etiqueta desalentadora, ahora tiene una imagen más baja de sí mismo.

El amor propio es una elección.

El amor propio no es simplemente un estado de sentirse bien. El amor propio es una acción y una elección. Es una forma de relacionarte contigo mismo, que implica ser comprensivo con tus errores, comprender tus pérdidas y poder comunicarte de manera efectiva contigo mismo sobre la vida sin juzgarte ni castigarte severamente.

Las investigaciones han demostrado que el amor propio está asociado con menos ansiedad y depresión, menos estrés en su vida, una perspectiva más optimista de la vida y una mejor adherencia a los cambios en el comportamiento saludable.

En resumen, aprender a amarte a ti mismo comienza con la forma en que te miras y te tratas. A diferencia del narcisismo, el egoísmo o el egoísmo, el amor propio implica tener una relación sana contigo mismo y aceptarte por completo, incluidas tus fortalezas y debilidades, triunfos y desafíos, éxitos y fracasos.

El amor propio implica un concepto sano y estable de uno mismo, que se basa en las propias ideas, observaciones y valores, más que en las opiniones y juicios de los demás. Como no es necesariamente innato, se puede aprender. Aquí hay algunos consejos útiles sobre cómo amarte a ti mismo:

Egoísmo sano

Desde pequeños nos enseñan que el egoísmo es malo: cuando somos niños se nos anima (con razón) a compartir nuestros juguetes con amigos y hermanos, a no ser codiciosos y a ser amables con los que no tienen tanta suerte como nosotros. . Los padres, la sociedad y algunas religiones nos condicionan a ver el egoísmo como una cualidad totalmente negativa. Sin embargo, la verdad es que, en las circunstancias adecuadas, ser egoísta no solo es una reacción perfectamente normal y apropiada, sino que también es crucial para mantener tu propia felicidad y un sentido de autoestima en el que se priorizan tus propias necesidades. .

A veces, el egoísmo no es solo algo «bueno», sino que puede motivarlo a tomar medidas positivas para remediar las malas situaciones. Un egoísmo tan saludable no es algo malo, sino una virtud vital que te permite ser amable con los demás porque primero fuiste bueno contigo mismo. Como seres humanos, no poseemos energía ilimitada. Todos necesitamos tomarnos un tiempo para nosotros mismos, dejar lo que estamos haciendo y recargar energías. Decir «no» de vez en cuando no es egoísmo, sino un reconocimiento de que te mereces un descanso tanto como cualquier otra persona.

El egoísmo saludable es esencial para permitirnos reconocer y evitar situaciones en las que somos tratados injustamente, explotados o incluso abusados. Un primer ejemplo en este sentido sería en el contexto de ciertas relaciones «tóxicas» en las que las demandas del otro se anteponen por completo a las propias necesidades razonables.

En tales casos, reconocer que una relación o dinámica familiar es emocional o incluso físicamente dañina y tomar medidas para mantener su propia felicidad es un paso positivo.

Entonces, si quieres aprender a amarte a ti mismo, establece límites, haz tiempo para ti, ámate lo suficiente como para tomar la decisión correcta para ti, no para nadie más. El amor propio es una acción continua, un proceso continuo, una elección continua. Debes invertir constantemente en ti mismo trabajando en cosas que promuevan el amor propio.

Enfrentando al crítico interior

Tu diálogo interior es la base de tu relación contigo mismo. Como muchas personas, es posible que tengas un crítico interno muy fuerte que constantemente te socava y cuestiona tus decisiones y, al mismo tiempo, resalta tus fallas y errores. Este «crítico interno» puede envenenar su relación y tener un impacto significativo en su capacidad de amarse a sí mismo.

Si quieres aprender a amarte a ti mismo, no repitas pensamientos autocríticos o negativos. En cambio, deja de criticarte cuando lo atrapes en el acto. Desvía tu atención de estos pensamientos y redirígelos a una perspectiva diferente, más suave y más útil.

Lleva toda tu atención y conciencia a un aspecto de tu experiencia actual: dónde estás, qué estás haciendo, qué estás viendo o qué sensaciones estás sintiendo en tu cuerpo. Una vez que nos volvemos más conscientes de nuestros pensamientos autocríticos, el siguiente paso es comenzar a desafiarlos y cambiarlos. Cuando surge un pensamiento negativo, aquí hay algunas preguntas que puede hacerse para cambiar la voz del crítico a una de compasión:

¿Es realmente cierto? ¿Podría ser esto una opinión más que un hecho? ¿Qué pruebas tengo de que esto no es cierto? ¿Qué más diría alguien sobre esta situación? ¿Qué le diría a un amigo cercano en esta situación? Estas preguntas pueden ayudarlo a provocar pensamientos negativos y desarrollar pensamientos más amables y amables sobre usted mismo.

El papel de la atención y la escucha

Escucharte puede significar dos cosas. En primer lugar, prestar atención a la forma en que te hablas a ti mismo es crucial para aprender a cultivar un sentido íntimo de amor propio.

Si te gusta este artículo, esperamos unirte a la comunidad de lectores en nuestra página de Facebook, con un Me gusta a continuación:

Artículo siguienteLa edad a la que las mujeres son propensas a portarse mal en una relación y los motivos más habituales de infidelidad
Apasionado del running, vegano a los 25 años y comercial de la ropa, me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en noviembre de 2021