Inicio Noticias Qué son los baños galvánicos y cuáles son sus beneficios para la...

Qué son los baños galvánicos y cuáles son sus beneficios para la salud

60
0

Los baños galvánicos son un tratamiento de spa -la terapia más sencilla y antigua- a base de electricidad, un tratamiento médico alternativo basado en el uso simultáneo de agua y electricidad. Este procedimiento de electroterapia se utiliza en medicina física y de recuperación para mejorar el sistema nervioso y la circulación sanguínea.

En concreto, el paciente se encuentra en un baño a 34 grados centígrados, mientras se hace pasar por su cuerpo una ligera corriente eléctrica (con un voltaje de 50-60 voltios, pero de baja intensidad). Cabe señalar que cuando el cuerpo está completamente sumergido en agua, además de los baños galvánicos completos, el paciente también puede beneficiarse de los baños galvánicos de cuatro cámaras (también llamados baños galvánicos de cuatro celdas).

En qué consiste y cómo se realiza el trámite

Estos baños también combinan electricidad e hidroterapia, pero solo se usan en las extremidades. La corriente se aplica por medio de electrodos de carbón que se sumergen en tanques llenos de agua.

«Por lo general, se utilizan 1-2 piscinas llenas de agua. Los brazos (arriba) y las piernas (abajo) del paciente se colocan en estas tinas con agua y la electricidad pasa a través de agua caliente. A continuación, los electrodos se sumergen en el agua de las dos cubas o una en la piscina y la otra se aplica al cuerpo del paciente. El procedimiento dura unos 15-20 minutos. El terapeuta operará el dispositivo utilizando los mismos métodos y efectos que el galvanizado convencional. Este procedimiento es especialmente recomendable porque mejora la circulación, reduce el dolor y es especialmente beneficioso para la artritis reumatoide”, explica la Dra. Otilia Oprişan, balneóloga.

Leer:  Nuevas imágenes de satélite publicadas por Maxar muestran la destrucción de los rusos en Mariupol

Por otro lado, al utilizar una piscina llena de agua, se aumenta el área de tratamiento y además se tiene la ventaja de las propiedades químicas y osmóticas del agua que reacciona con la corriente. Así, a medida que aumenta la corriente galvánica, notarás poco a poco un aumento de la tensión y una ligera sensación de hormigueo en la piel. ¡Atención, la sensación debe ser muy limitada! Si la sensación es demasiado desagradable, es posible cambiar la forma de onda actual, quizás usando una corriente pulsada para mejorar la percepción molesta. Por lo tanto, corresponderá al terapeuta elegir la mejor estrategia para lograr el mejor objetivo terapéutico.

Cuándo se recomienda la terapia de baño galvánico y quién puede beneficiarse de ella

Los baños galvánicos se utilizan principalmente en el tratamiento de enfermedades degenerativas, como la artritis inflamatoria y los problemas articulares. El baño galvánico está especialmente indicado por sus efectos beneficiosos sobre: ​​el sistema nervioso, el sistema musculoesquelético, el sistema cardiovascular y enfermedades dermatológicas, así:

Trastornos del sistema nervioso – ciática y plexo braquial, neuralgia del trigémino, intercostal y neuritis; condiciones dentales; Trastornos de las extremidades y/o faciales: parálisis y parálisis.

Trastornos del sistema musculoesquelético – Reumatismo: mialgias, tendinitis, tenosinovitis, bursitis, epicondilitis, periartritis, osteoartritis, artritis, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante durante la remisión; Postraumático: contusiones, esguinces, dislocaciones, fracturas;

Leer:  Qué fuerte es la relación astrológica de los duques de Sussex. Un especialista analizó su compatibilidad

Desordenes cardiovasculares – trastornos de la circulación periférica: arteriopatía obliterante (estadios I-II); acrocianosis; enfermedad de Raynaud; insuficiencia venosa crónica;

Condiciones dermatológicas – acné, cicatrices queloides, eccema.

¿Qué efectos tienen los baños galvánicos en el cuerpo humano?

Con base en la estrategia del (kineto)terapeuta y especialmente en la patología para la cual se prescribió esta kinetoterapia/terapia, se buscarán algunos efectos específicos, tales como: bajar el umbral del dolor (efecto analgésico); drenaje de líquidos (desplazamiento de líquidos); aumento de la vascularización (efecto vascular); antiinflamatorio (efecto electroquímico).

«El tratamiento de baño galvánico se utiliza en fisioterapia, principalmente para la terapia del dolor de origen nervioso o muscular, en la insuficiencia venosa crónica, atrofias musculares después de inmovilizaciones prolongadas, pero también para el tratamiento de diversas enfermedades reumáticas», destaca la balneóloga Otilia Oprişan.

Contraindicaciones

Según el médico, los baños deben evitarse en mujeres embarazadas, en el caso de personas con marcapasos e implantes metálicos, en personas con enfermedades de la piel, insuficiencia cardiaca o trastornos de sensibilidad; camas de decúbito; pie diabético; en caso de administración de fármacos anticoagulantes; También pacientes de edad avanzada que presentan trastornos de sensibilidad en las extremidades (se pueden realizar otro tipo de terapias u otro tipo de corriente).

Si te gusta este artículo, esperamos unirte a la comunidad de lectores en nuestra página de Facebook, con un Me gusta a continuación:

Artículo anteriorKingston ocupa el primer lugar en Europa en el ranking de proveedores de SSD
Artículo siguienteTratamiento moderno de la patología oncológica urológica.
Tras una licenciatura en economía, un máster en gestión estratégica y 18 meses de viaje por todo el mundo, empecé a trabajar como redactor de páginas web.