Inicio Noticias Internacional Un tercio del territorio de Pakistán está bajo el agua: las lluvias...

Un tercio del territorio de Pakistán está bajo el agua: las lluvias monzónicas han matado a más de 1.130

25
0

Decenas de millones de paquistaníes seguían afectados este lunes por las peores lluvias monzónicas registradas en las últimas tres décadas, que mataron al menos a 1.136 personas, destruyeron muchas viviendas y arrasaron tierras agrícolas de vital importancia, informa AFP, citado por Agerpres.

Las inundaciones también complican las operaciones de rescate FOTO EPA-EFE

Un tercio del territorio de está bajo el agua, dijo la ministra de Cambio Climático, Sherry Rehman, quien lo calificó como «una crisis de proporciones inimaginables».

Las lluvias generadas por el monzón, que comenzó en junio, son «sin precedentes en los últimos 30 años», subrayó este lunes el primer ministro del país, Shehbaz Sharif, durante una visita a las regiones afectadas por las inundaciones en el norte de Pakistán.

Se está llevando a cabo una importante operación de rescate en Pakistán, donde la ayuda internacional comenzó a llegar el lunes cuando el Indo, el río más grande del país, amenaza con desbordarse.

Los funcionarios paquistaníes atribuyen estos devastadores fenómenos meteorológicos al cambio climático y dicen que su país está soportando las consecuencias de prácticas ambientales irresponsables implementadas en otras áreas del mundo.

Más de 33 millones de personas, que representan una séptima parte de la población de Pakistán, se vieron afectadas por las inundaciones y casi 1 millón de casas fueron destruidas o gravemente dañadas, anunció el Gobierno de Islamabad.

Según el último balance publicado este lunes por la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres Naturales (NDMA), el monzón de 2022 se ha cobrado al menos 1.136 vidas desde su llegada al país en junio, incluidas 74 víctimas mortales en las últimas 24 horas.

Pero las autoridades que aún intentan llegar a las aldeas aisladas en las regiones montañosas del sur del país temen que el número de víctimas sea mucho mayor.

Leer:  Zelensky: la reanudación de las exportaciones de productos agrícolas ucranianos y el bloqueo de la capacidad de Rusia para chantajear a Europa con recursos energéticos son las principales prioridades

«Ahora todo es un gran océano, no hay lugar seco para bombear agua»dijo la ministra Sherry Rehman, según la cual el costo económico, que aún no ha sido cuantificado, será devastador.

El monzón, que suele durar de junio a septiembre, desempeña un papel fundamental en el riego de cultivos agrícolas y la restauración de las fuentes de agua dulce en el subcontinente indio. Pero este fenómeno meteorológico trae consigo cada año muchos dramas y destrucciones.

Las consecuencias del cambio climático

Según la ministra Sherry Rehman, estas condiciones meteorológicas son peores que las de 2010, año en el que murieron 2.000 personas y casi una quinta parte del territorio de Pakistán quedó cubierto por las aguas traídas por las lluvias monzónicas.

En 2022, las personas desplazadas por las inundaciones encontraron refugio en los campos de rescate instalados a gran velocidad por todo el territorio de Pakistán.

«Las condiciones de vida aquí son miserables. Incluso el respeto por uno mismo está en juego»dijo Fazal e Malik, junto a otras 2.500 personas en el campo de deportes de una escuela en Nowshera, en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa en el noroeste del país.

Pakistán recibió el doble de lluvia de lo habitual, según el servicio meteorológico nacional. En las provincias del sur del país (Baluchistán y Sindh), las más afectadas, la cantidad de precipitaciones fue más de cuatro veces superior a la media de los últimos 30 años.

Cerca de Sukkur, en la provincia de Sindh, donde una imponente represa de la era colonial en el río Indo es vital para evitar que la catástrofe empeore, un agricultor local lamenta la destrucción de sus cultivos de arroz.

“Nuestras plantaciones se extienden a lo largo de 2.000 hectáreas, donde se siembra el arroz de la mejor calidad para luego ser consumido por ustedes y por nosotros. Todo ha terminado ahora»dijo Khalil Ahmed, de 70 años.

Leer:  Japón y la OTAN intensifican la cooperación militar y los ejercicios conjuntos tras la invasión rusa de Ucrania

El director de la empresa que administra la presa aseguró que el caudal de agua que corre desde el norte del país por el río debe llegar a la presa alrededor del 5 de septiembre, pero se declaró confiado en su capacidad para hacer frente al choque hidráulico.

Difícil de aterrizar

La presa desvía las aguas del Indo a miles de kilómetros de canales que conforman una de las redes de riego más grandes del mundo. Pero las granjas servidas por esos canales ahora están completamente inundadas.

La NDMA anunció que más de 80.000 hectáreas de tierra cultivable fueron arrasadas y que más de 3.400 kilómetros de carreteras y 157 puentes quedaron destruidos por las inundaciones.

Las inundaciones también complican las operaciones de rescate, puestas bajo la coordinación del Ejército paquistaní.

El gobierno de Islamabad ha declarado el estado de emergencia y ha solicitado el apoyo de la comunidad internacional. El domingo arribaron al país los primeros aviones con ayuda humanitaria, provenientes de Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Estas inundaciones ocurrieron en el peor momento posible para Pakistán, un país cuya economía ya estaba en crisis.

Los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunirán este lunes en Washington para dar su acuerdo respecto a la reanudación de un programa de préstamos de 6.000 millones de dólares, considerado fundamental para este país. Pero ya ha quedado muy claro que Pakistán necesitará una cantidad mucho mayor para reconstruir su infraestructura destruida por las inundaciones.

Los precios de los alimentos básicos están aumentando rápidamente y los problemas de suministro ya se sienten en las provincias de Sindh y Punjab.

Artículo anteriorEl diagnóstico definitivo de cáncer, con la ayuda de dos «armas» médicas, es posible en GRAL Medical
Artículo siguienteLos influencers humanos perderán la batalla con la inteligencia artificial. Fortalezas de los influencers virtuales.
Soy un viajero de 29 años y vendedor en una tienda de prêt-à-porter. Me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en octubre de 2021.